Un dibujo para Fernando Alvarado (homenaje a Charlie Hebdo)

El mejor chiste de Fernando Alvarado (chiste involuntario, por cierto, pues el secretario de comunicación carece por completo de ese atributo exclusivo de las personas inteligentes que es el sentido del humor) fue el haber adoptado esta semana, en la imagen de perfil de su cuenta de Twitter, una identificación solidaria con el semanario humorístico francés Charlie Hebdo, víctima de un brutal ataque terrorista: “Yo soy Charlie”, dice Alvarado a quien quiera creerle:

avatar alvaradoHay que verlo enviar, bajo ese rótulo mentiroso, furibundos tuits de descalificación contra los “dibujantes sin ética autodenominados caricaturistas políticos” que según él pueblan las páginas de los diarios. Tiene gracia. Merecería una caricatura, salvo que ya lo es.

avatar alvarado 2El punto es que Alvarado no tiene la menor idea, lo cual no es ninguna novedad. Si Charlie Hebdo se publicara en el Ecuador, él lo empapelaría cada semana con interminables cartas de protesta, Carlos Ochoa le abriría siete nuevos procesos por cada edición y Rafael Correa no se cansaría de romperlo furiosamente ante las cámaras sábado tras sábado. Si Charlie Hebdo se publicara en el Ecuador el correísmo simplemente no podría soportarlo. Ciertamente sus dibujantes no serían asesinados, pero probablemente estarían presos, pues lo que habitualmente publican en Francia, en el Ecuador correísta puede ser objeto de persecución penal. Imaginen una caricatura de tapa, trazada con el más grotesco de los estilos gráficos, en la que aparezca un horripilante Rafael Correa practicando sexo anal con Mónica Hernández mientras el arzobispo Antonio Arregui se masturba y Alexis Mera les lee el catecismo. Eso haría Charlie Hebdo. De ahí para arriba (o para abajo, según se mire). ¿Qué diría Fernando Alvarado? ¿Je suis Charlie?

Dada la reciente adscripción de Alvarado al club de admiradores de Charlie Hebdo, no podrá sino admitir que las caricaturas que en el Ecuador lo irritan, motivan sus cartas indignadas y ponen a trabajar los engranajes del aparato de control mediático del correísmo, son ejemplos de generosidad y clemencia.

Considérese la portada que el semanario francés dedicó al affaire amoroso del presidente Hollande:

charlie hebdo, moi présidentO aquella otra sobre la posición de la Iglesia Católica con respecto al matrimonio homosexual:

charlie hebdo, mariage homoAhora compárese estos ejemplos con la caricatura de Roque sobre la multa impuesta por la Supercom al alcalde de Quito, publicada por El Comercio el 2 de enero y contra la cual el secretario de comunicación arremetió en una carta tan larga como insustancial y ridícula,  cuya lectura recomendamos vivamente como otra muestra de humorismo involuntario.

roque, 2 ene. 15A Fernando Alvarado le escandaliza que Roque se atreva a sugerir que “existiría una falta de independencia” de la Supercom con respecto a la Presidencia de la República (¡horror!), cuando la Ley de Comunicación claramente establece lo contrario (y si está en la Ley de Comunicación debe ser cierto). Dicho lo cual justifica su intervención en favor de lo que llama “los límites éticos del humor”. A falta de mejor explicación de su parte debemos suponer que esos límites empiezan ahí donde termina su propia capacidad de sentirse ofendido, que ha dado pruebas de ser interminable.

No es extraño que el premio Nobel sudafricano John Coetzee arranque su colección de ensayos Contra la censura precisamente con un análisis sobre la capacidad de ofenderse, origen de toda vocación silenciadora. Explica que los poderosos, cuando actúan contra una representación que se burla de ellos (como hace Alvarado cada vez que escribe una carta contra un caricaturista), “revelan (o parecen revelar) su vulnerabilidad a la burla”. Mientras más seriamente se tome el poder una burla en su contra, dice Coetzee, “menos probable es que se lo tome en serio”. Así que mientras más cartas escriba el señor secretario de comunicación contra los caricaturistas, más ridículo y caricaturizable se vuelve, lo cual en su caso es decir mucho.

La capacidad de ofenderse que desemboca en acciones emprendidas para silenciar es inversamente proporcional a la libertad de pensamiento de la persona ofendida. Está visto que Fernando Alvarado, de esta última, tiene muy poca. Cuando él dice “límites éticos del humor”, en realidad está hablando de tabúes, pobre. El tabú de la ley: ¿cómo alguien se atreve a reírse de ella? ¿Cómo alguien se atreve a sugerir que las cosas no son como está prescrito? De ahí su casi inexistente vocación democrática.

Los enormes, magistrales caricaturistas asesinados de Charlie Hebdo, por el contrario, son un ejemplo superlativo de lo que deben ser los ciudadanos de una república, gente que ejerce su libertad hasta las últimas consecuencias y la ejerce, para empezar, ahí donde resulta irreductible: al interior de la cabeza. Sin credos. Sin tabúes. Sirva como homenaje póstumo afirmar que ellos encarnaron a la perfección lo que prescribía Luis Buñuel como una obligación de todo artista: “dejar que la imaginación, aun cruenta o degenerada, vaya a donde buenamente quiera”.

“Yo soy Charlie”, dice Fernando Alvarado con una candidez que sólo puede explicarse por la insondable profundidad de su ignorancia. No tiene la más remota idea. Para que vaya aprendiendo, este blog le dedica uno de los últimos dibujos de Charb, el asesinado director de Charlie Hebdo, con la seguridad de que, siendo él Charlie, no se sentirá ofendido:

charb

Anuncios

7 comentarios en “Un dibujo para Fernando Alvarado (homenaje a Charlie Hebdo)

  1. Reblogueó esto en renovacionamericay comentado:
    Las contradicciones de quienes nos gobiernan: “… A falta de mejor explicación de su parte debemos suponer que esos límites empiezan ahí donde termina su propia capacidad de sentirse ofendido, que ha dado pruebas de ser interminable…”

    Me gusta

  2. Diccionario de nuevas CATEGORÍAS SOCIO-POLÍTICAS del Gobierno:

    – NO COMPRENDER: desconocer la indivisible división de poderes y de la administración dentro del Estado revolucionario, donde el gobierno coopera e intercambia, ordenando las políticas públicas, sin injerencia intencional en las funciones de otras dependencias autónomas.
    – LÍMITES ÉTICOS DEL HUMOR: paralelepípedo donde se puede sonreír, pero no reír y menos carcajear, peor aún llorar de felicidad, no se vaya a desmitificar la seriedad de la estructura social revolucionaria, que se cimienta en la alegría de la transformación social.
    – MALA FE: ridiculizar al ridículo.
    – DESINFORMAR: comunicar hechos constantes y sonantes que puedan menoscabar los intereses del ínclito gobierno revolucionario, especialmente cuando de persecución a sus amados opositores se trate.
    – GUERRA “DESINFORMACIONAL”: artilugios diversos a través de caricaturas peligrosas o peligrosasionales.

    Me gusta

  3. Una cosa son caricaturas satiricas, Y OTRA MUY DISTINTA ES MENTIR DESCARADAMENTE EN NOMBRE DE LA LIBERTAD DE EXPRESION, si haces acusaciones falsas, mentirosas, aunque sea en una caricatura, estas cometiendo un delito y debes ser castigado, claro, cuando roque, bonil, hacen sus caricaturas, PAGADOS POR LA EXTREMA DERECHA, solo para hacer daño al gobierno, aplauden los “progres” (que ahora se abrazan con los banqueros), pero jamas les vas a ver haciendo caricaturas del alcalde y el narco , del garrotero, de la grotesca oposicion ahora abrazada entre izquierdistas falsos tirapiedras, banqueros reaccionarios, golpistas y asesinos, ladrones y otros personajes asquerosos de nuestra politica. LA REVOLUCION CIUDADANA SE QUEDA SEÑORES, si quieres ser opositor, se un opositor de altura, pero si te ahora te identificas con lo mas grotesco de la asquerosa partidocracia, aguatante carajo, el pais JAMAS REGRESARA AL PASADO

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s