Ministro Serrano, la Policía no es su fuerza de choque

Señor ministro del Interior:

Ya no sorprende su versión sobre los hechos de violencia del pasado 3 de diciembre. Ya no sorprende oírlo mentir con una solvencia que sólo pudo haber aprendido de su jefe, el presidente de la República. Ya no sorprende verlo a usted representar con él, cada sábado posterior a una manifestación importante, el ridículo sainete del policía bueno y el policía malo: el presidente exigiendo más represión, más detenidos, menos tolerancia; usted llenándose la boca con aquello de “el uso progresivo de la fuerza”. Desde junio venimos asistiendo a este espectáculo de miseria.

Señor ministro José Serrano: no hay una sombra de verdad en sus palabras. En eso se parece usted al presidente. Ambos dan vergüenza. Ambos lo saben.

Dice usted que en la manifestación correísta frente a la Asamblea había “5 mil, 6 mil, 7 mil ciudadanos”. Quienes estuvimos ahí sabemos que no fueron más de quinientos en su mejor momento.

Dice usted que la Policía no actúa con dedicatoria. Lo que hemos visto, por el contrario, es la represión sistemáticamente dirigida hacia líderes sociales que, como Carlos Pérez Guartambel, acostumbran a manifestarse pacíficamente. ¿O han podido sus agentes con cámara de video captar alguna imagen, una sola, que demuestre lo contrario? Hemos visto a agentes consultando fotos para identificar a aquellos a quienes tienen que moler a palos. Hemos visto a los policías correr directamente contra personas predeterminadas aunque éstas no participen en actos de violencia. ¿No fue así la detención de Manuela Picq? ¿No es ésa la definición exacta de reprimir con dedicatoria?

Dice además, porque si a algo no le teme usted es al ridículo, que la rotura del pómulo de Carlos Pérez Guartambel, sus contusiones en hombros, pecho, piernas, brazos, espalda, en fin, las heridas que lo condujeron al hospital Eugenio Espejo vomitando sangre se explican porque “algún caballo le pasó golpeando” cuando un policía cabalgó a su lado. Los testimonios dan cuenta de cómo los policías montados lo siguieron hasta El Ejido y le pasaron por encima; y de cómo, después de eso, vinieron diez gorilas y lo molieron a golpes mientras le decían (esto es lo que él recuerda): “así que vos eres el dirigente hijo de puta, toma para que aprendas”. Y un video de El Comercio muestra cómo ese mismo grupo de gorilas lo arrastró por la 6 de Diciembre y lo dejó abandonado, desvanecido de dolor en la calzada.

Dice usted que la Policía hace un uso progresivo de la fuerza. ¿Arremeter contra una niña de 9 años que jugaba en El Ejido es parte de ese procedimiento? ¿Lanzarse contra un fotógrafo de El Comercio? ¿Acaso esa niña y ese fotógrafo representaban un peligro para la integridad física de sus agresores?

Usted, señor ministro, ha convertido a la Policía Nacional en una banda de matones. Una fuerza de choque especializada en la intimidación y el escarmiento. Porque si fuera verdad aquello del uso progresivo de la fuerza, si fuera verdad, por ejemplo, que Carlos Pérez puso en riesgo la integridad de los policías y por eso lo pegaron, entonces esa golpiza debió tener como objetivo reducirlo para detenerlo. Pero no: lo lincharon para para dejarlo botado en la calzada, ¡lo hemos visto en el video! Y no es el único caso, qué va: de un tiempo a esta parte es el procedimiento normal de la fuerza pública bajo su mando. No detienen: escarmientan. ¿Así actúa la Policía, señor ministro? No: así actúan los matones de barrio, así actúa la mafia y algún día tendrá usted que rendir explicaciones.

¿Es consciente, señor ministro, que la dimensión de las movilizaciones policiales dispuestas por usted en lo que va del año supera con creces, supera de manera inaudita cualquier otra que nuestra memoria alcance a recordar de gobiernos anteriores, incluidas las dictaduras militares? Consideremos, por ejemplo, el período de Febres Cordero, gobierno al que usted y los suyos no se cansan de acusar de represor y temerario. Y sí que lo fue, por supuesto, pero ni siquiera durante la guerra sucia contra Alfaro Vive Carajo, ni siquiera en los sueños más delirantes de Luis Robles Plaza, que ostentaba en esos tiempos el cargo que usted ahora ocupa, encontramos despliegues policiales que se acerquen a los que usted ha ordenado. Quienes crecimos en tiempos de dictadura militar y luego supimos de la represión en democracia de la mano de Febres Cordero conocíamos sólo de oídas, por las anécdotas que contaban nuestros mayores, las historias de guardias a caballo que repartían palo entre los manifestantes. Los policías montados arremetiendo contra los manifestantes, los policías en motocicleta arremetiendo a toda velocidad contra los manifestantes, los policías con perros arremetiendo contra los manifestantes… Eso nos lo ha enseñado usted, sólo usted, señor ministro del Interior José Serrano.

Ahora dice usted, lo dijo el sábado en ese contrapunto de vergüenza que mantuvo con su jefe, que está dispuesto a renunciar a su cargo si es preciso y salir a la calle para defender a los policías de las agresiones de los violentos. Usted es el funcionario operativo por excelencia de un gobierno que trastocó los principios democráticos a tal extremo que llegó a convertir los derechos humanos en una prerrogativa del Estado; un gobierno que ha usurpado esos derechos a los ciudadanos para adjudicárselos a sí mismo. ¿Se enteró usted, señor ministro, que en estos mismos días, en Barcelona, un grupo de Mossos d’Esquadra (la Policía del gobierno autónomo de Cataluña) fue obligado a indemnizar a un fotógrafo de prensa al que agredieron durante una manifestación? Mientras tanto aquí son los ciudadanos agredidos y detenidos por su Policía los que tienen que indemnizar a los uniformados. Y los fotógrafos golpeados, los niños golpeados, los dirigentes indígenas golpeados, a ésos ni siquiera los cuenta usted en su lista de heridos, que sólo incluye policías.

¿Hay violentos entre los manifestantes? Claro que los hay. Pero no son “doscientos, cuatrocientos”, como miente usted. Son una minoría y los conocemos todos. ¿No los conoce usted, señor ministro? ¿No sabe quiénes son, no sabe cómo operan? ¿Usted, que tiene a su disposición el aparato de inteligencia más impresionante que haya montado gobierno alguno en la historia de este país, lo desconoce? ¿Por qué no los detiene? ¿Acaso le conviene que sigan actuando para no perder el pretexto que le permite movilizar a miles de policías, sí, miles, para intimidar y escarmentar a los pacíficos? ¿Acaso le conviene que sigan actuando para que el aparato de propaganda de su gobierno pueda acusar indiscriminadamente a toda la oposición de ejercer la violencia? Usted se sirve de esa propaganda, señor ministro, usted se sirve de la mentira. Usted se sirve de videos como el que se presentó en esta misma sabatina, en el cual se afirmó sin mostrar una sola imagen de respaldo que Martha Roldós, Enrique Ayala, el asambleísta Patricio Donoso, el sindicalista Mesías Tatamuez “fueron con toda violencia contra la Policía”. ¿Alguien puede creer semejante desvergüenza? ¿Usted la cree? ¿Alguien puede imaginarse a cualquiera de los nombrados golpeando a policías? Claro que no, usted sabe que no es cierto. Pero se calla ante la mentira porque esa mentira lo justifica.

Por último, gracias a la filtración de un documento (porque un gobierno que hace aguas no puede sino estar lleno de filtraciones) nos hemos enterado que en la reunión para planificar la represión del 3 de diciembre, entre tantos funcionarios que no tendrían nada que hacer ahí, incluidos los de propaganda, participaron representantes del partido de gobierno. Nada nos sorprende, señor ministro. Ya sabíamos que su Policía no está en las calles como protectora de los ciudadanos, como protectora de todos, sino como fuerza de choque de su movimiento político. Esto supera con creces lo más infame que hayamos experimentado. Puesto a reprimir ciudadanos que se manifiestan en las calles usted es, señor ministro, peor que los dictadores militares. Usted es lo peor que esta generación ha visto.

Anuncios

10 comentarios en “Ministro Serrano, la Policía no es su fuerza de choque

  1. Leo esta crónica desde el extranjero. No dudo ni por un momento de la irresponsabilidad de Serrano. Lo vi “crecer” en el Ministerio de Justicia, una entidad pública que, como tantas otras, sirvieron principalmente de trampolín para quienes se llenaban la boca diciendo que no querían estudiar o prepararse mejor para sus cargos porque en los Currículums se ve mucho mejor el haber sido Subsecretario, Director o Viceministro, que tener un simple título; que siempre es mejor estar en algún cargo que escribiendo libros que después serán comidos por los insectos. Benditos insectos comelibros. Su dieta es mil veces mejor que la de los irresponsables que se encuentran en los actuales cargos públicos y que no hacen otra cosa que mimetizarse con Rafel Correa Delgado.
    Alguna vez me preguntaba si hay algo peor que un Ecuador racista; infelizmente el tiempo me ha dado la respuesta. Sí hay algo peor y es el Ecuador fascista.
    Sin embargo, la resistencia de las personas, demuestra que todavía no nos permitimos llegar al punto de no retorno del más extremo totalitarismo. Debemos organizarnos aún mucho mejor y hacer frente sin descanso a la maquinaria del gobierno.
    Y a la vez que hacemos esto, pensar muy bien en los contenidos de la Democracia para los ecuatorianos. El 2017 se acerca raudo y veloz. ¿Dónde están los nuevos cuadros que nos permitirán enrumbarnos lejos del fascismo actual?

    Me gusta

  2. A propósito del Escrito del periodista Roberto Aguilar al Ministro del Interior José Serrano.

    Realmente es la democracia?,

    Cada cual se expresa como quiere y es más dice lo que quiere;
    Lo malo de todo esto es que a veces muchas mentiras juntas terminan haciendo que una gran mayoría las crea y entonces repiten la historia. Desde niño siempre me pregunte porque matan a personas como García Moreno y a don Eloy Alfaro, si luego nos lo enseñan que fueron los grandes ¿héroes y revolucionarios de este país?.

    Yo no conozco ni a Roberto Aguilar, ni a Carlos Pérez, ni al Ministro a quien he visto solo por Televisión y si no mal estoy incluso mataron un familiar cercano a él, supongo que por afectar a alguien.

    En este país unos cuantos enfermos y descerebrados convencen a los que no leen, no ven, no piensan y los someten a que deben ser luchadores para derrocar al malo y claro 20, 30 o más años tarde alguien que investiga le presenta a la siguiente generación una historia la actual podría ser más o menos así:

    Éramos un país bastante grande pero como nuestros administradores (Léase los tres poderes del Estado) se preocupaban de llevarse lo que más a manos tenían (entiéndase plata sin trabajar), entonces nadie cuidaba las fronteras y de repente alguien pone un dinero y dice ¿dame esa selva? y firman y se la dan; sabes necesito que me des un pedazo de la calle cuna de tu independencia (léase Av. 9 de Octubre) y preguntan ¿dónde tengo que firmar?, sabes tengo muchos gastos por tener que desplazar mis aviones (base en Manta) y lo que preguntan es ¿cuánto hay y donde la quieres?, para que tengas el presupuesto cubierto te presto , pero debes hacer los estudios de tu proyecto solo con alguna empresa calificada por mi (léase te presto pero el 70% me lo devuelves dizque dándole trabajo a los míos y me pagas los 100 más mis intereses) ¿Dónde firmo y cuánto hay?……….. y paso con la energía, el petróleo los minerales, los peces, etc., por lo que este gran país se fue encogiendo hasta quedar reducido a su décima expresión. Haya por la primera década del siglo XXI un tipo con criterio patriótico tomo la decisión de reivindicar algunas cosas, que se podían recuperar e incluso sacarles provecho y empezando en el descuido de los que lo controlaban todo , logro armar un equipo que en realidad estaba conformado con una gran cantidad de los mismos de siempre que ya tenían formación de andar cambiándose de camisetas todo el tiempo “para esa época era voz populis que si alguien compraba una casa, carro nuevo y mobiliario etc., es porque era político y seguro estaba en un cargo público importante” las coimas era el pan de cada día.

    Este aprendiz de hippy (por si acaso no lo conozco solo por TV) dio un gran cambio a la historia, al buscar en la base misma del crecimiento de aquellos países que salieron del subdesarrollo; empezando por crear un cambio en la mentalidad de la gente y por cierto tiempo lo logro? de hecho hay muestras vivas de sus intenciones, basta con observar que ya no podemos tener refinerías vagas, edificios que se dejaban destruir en el tiempo sin darles ningún uso y con costos y cobros en algunos casos a quienes los utilizaban pero solo por debajo nada registrado, plantas térmicas en las que se gastaba un montón de dinero dizque para tenerlas operativas y que ni siquiera funcionan (Negociados de sinvergüenzas); registros en donde se legalizaba todo dependiendo del billete……Lamentablemente esas intenciones fueron truncadas en la masacre del …………………

    Errores, los niños no trabajen hasta que terminen de estudiar (21 o no mejor 50 años), si un niño no se esfuerza desde pequeño; no llegara a concientizarse que la vida tiene un camino de esfuerzo para lograr lo que quiere; y cree, que por más cartones que tiene merece más y hacer menos. Un niño puede combinar perfectamente las dos cosas (estudiar y trabajar), en las ciudades puede vender el periódico, lustrar zapatos, llevar los carritos de los comisariatos, y en los campos pastar el ganado, llevar los alimentos, regar o recoger los tendales, etc. (Tal vez requieran de una legislación que les permita tener un gremio, asociación o empresa….).

    Por lo antes indicado, cuando ingresa un funcionario nuevo las cosas cambian funcionan y en un tiempo vuelven al inicio, véase el caso de Correos del Ecuador, banqueros que dejaron de ser usureros pero que sobre suave vuelven a cobrar comisiones disfrazadas, justicia nuevamente lenta y de negociados bajo el brazo, obras inconclusas y sin sanciones a los contratistas, precios que se disparan dizque regulados, educadores que dejan al reemplazo del reemplazo (eliminado el sistema bilingüe),

    Pero estamos a punto de empezar otra vez………Viva la democracia, haga de esta lucha que de tiempo en tiempo requiere de patriotas……..

    Conclusión: Si no queremos llegar a que nuestras descendencias se quejen nuevamente, debemos hacer que cada ecuatoriano se sienta orgulloso de lo que hemos logrado (véase el logro de muchos) y se esfuercen desde los padres hasta el hijo más pequeño de siete u ocho años, dándole la oportunidad de sobresalir desde ya en lo que le guste y hace mejor que nadie, pero dentro de las normas de (Respeto, DISCIPLINA, Oportunidad). CREO QUE NUNCA ANTES ESTUVIMOS EN EL MEJOR MOMENTO PARA UNIRNOS TODOS Y LOGRAR EL DESARROLLO DEL PAÍS EN TODOS LOS NIVELES.

    Así que señor Presidente, elimine las yerbas malas que están en sus alrededores y hágase respetar, sé que la formación degradada de algunos hacen que falten el respeto a quien ostenta tremenda responsabilidad, sé que eso lo hace salir de quicio a cualquiera por ello controlo su vocabulario, porque de ello se valen; y vuelva, a sus inicios y evalué los cambios reales y si hay ciertos retrocesos cambie a los que están al frente independientemente que los conozca de toda la vida, recuerde que ellos recibieron esa formación de que quieren dinero fácil.

    Aquellas lacras que detecte destiérrelas para que no vuelvan más….

    Mi país es maravilloso ya damos ejemplos al mundo cuando antes siempre éramos solo una sombra, VIVA LA DEMOCRACIA.

    Me gusta

  3. Sr. Aguilar: Yo sí estuve en la Tarqui y 12 de Octubre entre las 4 y las 6 pm. No me lo contaron . Constaté que un grupo de más o menos 20 jóvenes encapuchados arremetían con lanzas, piedras, adoquines, palos y bengalas contra la policía que impedía el paso hacia la Asamblea. Un momento dado rompieron el cerco policial y fue entonces cuando ingresó un trucutú y junto a la policía de a pie y montada, dispersaron a los manifestantes ( más o menos unos 200 ) . Salimos corriendo hacia El Ejido y fui alcanzado por una piedra que me rompió la cabeza y la cara se me ensangrentó. De pronto me vi rodeado de policías a caballo y no fui agredido ni molido a palos como usted afirma con tanta insistencia. Seguramente usted no estuvo ahí ( no lo vi ), se lo contaron y en su relato lo adereza para describir una masacre que NO LA HUBO. Lo afirmo porque yo sí estuve ahí y fui herido por una piedra que seguramente no fue lanzada por la policía. Aunque usted seguramente lo afirmaría. Pocho Alvarez , sí estuvo ahí, saludamos, y él sí puede relatar la verdad de los hechos. Por favor un poco más de seriedad.
    Usted afirma que creció en tiempos de dictadura y de Febres Cordero y que no recuerda una represión semejante. Donde estuvo usted en los 80 , donde estuvo durante las desapariciones, torturas y ajusticiamientos. Donde estuvo usted en la desaparición de los hermanos Restrepo para ahora defender solapádamente ( y en varios artículos suyos ) a Febres Cordero y Robles Plaza ? QUÉ VERGUENZA !!

    Me gusta

  4. Querido Roberto, su pluma vale más que mil gendarmes adoctrinados para reprimir, y es un potente rayo de luz q ilumina a un pueblo cubierto por una sombra de falacias propio de un gobierno despótico.
    Que la Pachamamia le reciproque con ternura y abnegación.

    Me gusta

  5. Es aterrador. Es el estado fascista. La mentira dicha con un dramatismo que, por desgracia, creo que cala en sectores poblacionales. El aparato de propaganda perfecciona a Goebles. Aunque cada vez más ciudadanos están conscientes de tanta miseria, me temo que el estado de propaganda (ellos tienen una maquinaria inconmesurablemente grande) lleve a un empleado de Correa a Carondelet. No es pesimismo. O si lo es, resulta como del de Saramago, Responde a lo que estamos viendo. De mi parte, francotirador que soy, sigo dándoles batalla.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s