La farsa del postcorreísmo tiene un nombre: Rodas

¿Qué cosa era el postcorreísmo? Durante el último año del anterior gobierno los ecuatorianos discutimos ese concepto sin cesar. Era una especie de horizonte al cual, lo sabíamos, no bastaría con llegar: una vez ahí había que construirlo. Era una tarea que concernía por igual a políticos como a periodistas, a empresarios y miembros de las élites como a ciudadanos rasos… ¿Qué ocurrió? Da la impresión de que la hemos dejado en manos de Lenín Moreno. Porque la palabra postcorreísmo desapareció de nuestro vocabulario y del debate público ni bien Correa dejó la Presidencia, como si el país hubiera renunciado implícitamente a esa posibilidad. Quizás nada demuestra mejor este conformismo y esta indolencia nacional que la sobrevivencia política (con el apoyo de élites, medios de comunicación y aliados de todos los colores) del más nefasto de los políticos quiteños de la actualidad: el alcalde Mauricio Rodas.

Sigue leyendo