El correísmo los prefiere mercantilistas…

En 1999 los principales periódicos ecuatorianos investigaron la crisis bancaria y señalaron a los culpables; establecieron el funcionamiento del mecanismo de créditos vinculados y desenmascararon la trama de corrupción que condujo al país al desastre financiero. Hay que decirlo para que los más jóvenes se enteren y para que los mayores refresquen la memoria, quizás atrofiada a estas alturas por los perniciosos efectos de un aparato de propaganda especialista en falsificar la historia y en inventar patrañas. Y hay que repetirlo para que se grabe en las cabezas, así que ahí va de nuevo: en 1999 los principales periódicos ecuatorianos investigaron la crisis bancaria y señalaron a los culpables; establecieron el funcionamiento del mecanismo de créditos vinculados y desenmascararon la trama de corrupción que condujo al desastre financiero. No fue fácil. Diario El Comercio publicó los resultados de su investigación en una serie de entregas especiales que sacudió al país, pero los banqueros corruptos involucrados en la crisis activaron, para detenerlo, todas sus capacidades de presión incluidas algunas de corte más bien mafioso. Hubo periodistas de la sección económica de ese diario que fueron amenazados y durante un buen tiempo necesitaron la protección de guardaespaldas. Pero ni ellos ni la dirección del diario se quebraron y lo que tenía que publicarse se publicó. Eso de que los medios privados fueron cómplices de la banca corrupta es una cerdosa mentira. La verdad es que en 1999 el país pudo conocer los entretelones de la crisis gracias al coraje de la prensa escrita. Sigue leyendo

Anuncios

Un dibujo para Fernando Alvarado (homenaje a Charlie Hebdo)

El mejor chiste de Fernando Alvarado (chiste involuntario, por cierto, pues el secretario de comunicación carece por completo de ese atributo exclusivo de las personas inteligentes que es el sentido del humor) fue el haber adoptado esta semana, en la imagen de perfil de su cuenta de Twitter, una identificación solidaria con el semanario humorístico francés Charlie Hebdo, víctima de un brutal ataque terrorista: “Yo soy Charlie”, dice Alvarado a quien quiera creerle:

avatar alvaradoHay que verlo enviar, bajo ese rótulo mentiroso, furibundos tuits de descalificación contra los “dibujantes sin ética autodenominados caricaturistas políticos” que según él pueblan las páginas de los diarios. Tiene gracia. Merecería una caricatura, salvo que ya lo es. Sigue leyendo

Mera, Glas, los Alvarado y otros gallinazos

Cada que lo entrevistan, el sinuoso secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, se preocupa por dejar sentado que es un tipo de izquierda. Lo dice a ritmo de siete veces por minuto, insistencia sospechosa que hace más cómicos sus intentos para cualquiera que conozca su pasado febrescorderista y su presente de funcionario presionador de jueces y persecutor de causas populares. Pero así pinta la realidad en tiempos correístas: Alexis Mera, de izquierda. Sigue leyendo

Preguntas para Mónica Hernández

Cuando Hugo Chávez le preguntó si era feminista, Rafael Correa rió nerviosamente, dijo que sí como por obligación y soltó una profunda bocanada de aire que casi le quiebra el pescuezo: Youtube no miente. Entre su risa despótica de las sabatinas y su risa nerviosa de cuando alguien más grande que él le pide cuentas media un abismo que reclama la atención de los estudiosos del lenguaje corporal: no es lo mismo mentir cuando se manda que mentir cuando se es mandado. Pero ese es tema de otro artículo. Sigue leyendo