Un dibujo para Fernando Alvarado (homenaje a Charlie Hebdo)

El mejor chiste de Fernando Alvarado (chiste involuntario, por cierto, pues el secretario de comunicación carece por completo de ese atributo exclusivo de las personas inteligentes que es el sentido del humor) fue el haber adoptado esta semana, en la imagen de perfil de su cuenta de Twitter, una identificación solidaria con el semanario humorístico francés Charlie Hebdo, víctima de un brutal ataque terrorista: “Yo soy Charlie”, dice Alvarado a quien quiera creerle:

avatar alvaradoHay que verlo enviar, bajo ese rótulo mentiroso, furibundos tuits de descalificación contra los “dibujantes sin ética autodenominados caricaturistas políticos” que según él pueblan las páginas de los diarios. Tiene gracia. Merecería una caricatura, salvo que ya lo es. Sigue leyendo

Anuncios

Miseria de la semiótica

“El lenguaje de los compañeros comunistas se parece a una improbable y gigantesca maquinaria llena de engranajes, pistones y poleas, correas de transmisión, válvulas, resortes y palancas cuyo único objetivo es sacar un clavo de una pared”. Así solía discurrir Alexéi Páez, politólogo de izquierda e historiador del anarquismo ecuatoriano, en los tiempos en que se autodefinía como libertario sin que nadie se atreviera a acusarlo de neoliberal por ello. Hoy sus palabras se aplican con precisión matemática a uno de los más vistosos subproductos del lenguaje correísta en su vertiente seudoacadémica: la semiótica aplicada a la vigilancia y el control de los medios de comunicación. Sigue leyendo