El troll center no hace horas extras

Que la televisión del Gobierno no transmitiera en directo la manifestación del 19 de noviembre no significa que no existiera una política informativa del correísmo para esa jornada, en especial para esas horas de la tarde durante las cuales transcurrió la marcha. Sólo que esa política informativa se movió por oscuros derroteros hasta la hora del noticiero nocturno. La Policía Nacional, el Ministerio del Interior y el ministro José Serrano a través de sus respectivas cuentas de Twitter fueron, junto con un pequeño ejército de trolls, los inusuales protagonistas de la cobertura. Sigue leyendo

Anuncios

Coincidencias

Esto dijo Rafael Correa, Presidente de la República, sobre la marcha del 19 de noviembre:

“…Pueden mover mil, dos mil personas, la prensa como siempre dirá que fueron veinte mil. Ojalá no haya habido provocaciones, si las hubo se victimizarán, ya sabemos cuál es el libreto. En todo caso, compañeros, nosotros seguiremos haciendo lo que tenemos que hacer. Son los estertores de agonía sobre todo del MPD, que desapareció por falta de apoyo popular y están más violentos que nunca…”. Sigue leyendo

El periodismo correísta sí tiene quien lo premie

Entre el periodismo y la propaganda media un abismo. El primero, incluso cuando se ejerce desde una posición muy definida y más o menos explícita, ofrece a su público elementos para interpretar los hechos y tomar decisiones; la segunda, aunque se practique dentro de los límites de una decencia poco usual en estos pagos, procura a sus interlocutores una realidad ya masticada y pretende decidir por ellos. El periodismo complejiza la realidad; la propaganda la simplifica. Aparte de compartir ciertos canales y soportes físicos no hay nada en común entre ambos oficios. Sigue leyendo