Diciembre cantando: ¿con bemoles, Presidente?

Según el Presidente, pasaremos diciembre cantando. Pero hay muchas preguntas que aguan la fiesta. Carta abierta de José Hernández, Martín Pallares y Roberto Aguilar a Rafael Correa.

 

Señor Presidente,

Usted había prometido ser muy creativo en la coyuntura actual. La verdad lo ha sido. Tanto, que el país no alcanza a imaginar, como usted mismo reconoció en su última sabatina, todas las cosas que usted y su gobierno han hecho para tapar unos huecos con otros huecos. El año termina con una retahíla de buenas noticias sobre créditos e inversiones, pagos puntuales de deudas, aguinaldos y su alegre promesa de que “vamos a pasar diciembre cantando”. Sigue leyendo

Anuncios

Rafael Correa bajo una lluvia de nueces

Rafael Correa ni se entera ni aprende. Ridiculizado sin piedad por el comediante británico John Oliver y aun más ridiculizado sin prudencia por sus propias desafortunadas declaraciones vía Twitter, el presidente fue un hazmerreír en las redes sociales de tres continentes. Pero ni entendió nada ni sacó lección alguna. El jueves pretendió dar por cerrado el tema con cuatro tuits en su mejor estilo: pedante y desconsiderado. “Asunto John Oliver: demasiado ruido para tan pocas nueces”, arrancaba diciendo, y concluía con un “No merece un segundo más de tiempo”. Caso cerrado. Error por partida doble: no sólo que las nueces fueron muchas y harto sustanciosas, como se verá en este artículo, sino que el propio desarrollo del “Asunto John Oliver” terminó por demostrar que el presidente, en las redes –esta nuez es gruesa–, no cierra nada. En las redes sociales Rafael Correa no tiene la autoridad para decir la última palabra. Si todavía él no se ha dado cuenta se debe a su preocupante incapacidad para entender la sociedad global contemporánea, cuya expresión más espontánea se canaliza en las redes. Incapacidad comprensible pues lo global, lo contemporáneo, lo expresivo y lo espontáneo no son su estilo. Sigue leyendo

Mientras tanto, en la India…

Hay que reconocer que el dios Google sabe muchas cosas. A veces hasta parece adivinar lo que uno está pensando. Por ejemplo, cuando empezamos a teclear en el buscador los caracteres “Dhruv h”, las palabras helicopter crash se escriben solas. ¡Maravillas del ciberespacio! La pista conduce a una serie de artículos de periódicos de la India que dan cuenta de un largo historial de accidentes (al menos once desde 2002, incluidos cuatro en el Ecuador), cuestionamientos técnicos y suspensiones de vuelo que empañan el prestigio de esos helicópteros promocionados en el mercado mundial de las armas como “de bajo costo y alto rendimiento”.  En uno de esos artículos se relata cómo, en 2006, la flota entera de Dhruvs de la IAF (Fuerza Aérea India, una institución con “un pobre historial de seguridad”), suspendió sus operaciones luego de que una versión civil del aparato se desplomó por fallas en el rotor de la cola. Por cierta cuestión de cronogramas (algún proyecto de la IAF que estaba retrasado), volvieron al aire e incluso fueron llevados a “ambientes inadecuados” (unsuitable environments). El resultado: dos helicópteros más se estrellaron en las montañosas fronteras con Pakistán y China. Montañosas, sí. Desde entonces, nuevos accidentes se produjeron por el mismo problema con el rotor de la cola, así que la IAF volvió a suspender temporalmente los vuelos de su flota en julio de 2014. Sigue leyendo

El Presidente tiene derecho a todo. ¿Y nosotros?

En el debate público, el Presidente de la República parece haber reservado para sí el monopolio de la mentira, la infamia y la violencia. El combate contra la mentira, la infamia y la violencia que él dice haber emprendido con el fin de sanear el debate público, se refiere a la mentira, la infamia y la violencia de los otros. No a las suyas. Cuando el Presidente de la República quiere mentir, infamar o ser violento, los ciudadanos estamos en la indefensión: ni las leyes ni los aparatos de control creados por el propio correísmo pueden evitarlo. De esto hay precedentes documentados. Sigue leyendo

Ciberbullying para el nuevo Ecuador

Rafael Correa acaba de presentar en su sabatina número 408 la nueva estrategia de su Gobierno para controlar el debate público: el cargamontón. Funcionará en las redes sociales bajo coordinación oficial a través de la página www.somosmas.ec, que proveerá al ejército de trolls y voluntarios correístas de los materiales con los cuales acosar, acallar, linchar y aniquilar a otros tuiteros señalados por el Estado y convertidos en objetivos de esta operación que Correa ha catalogado como una gran batalla. Objetivos militares, pues. “Que les lleguen (a esos tuiteros) 10 mil tuits diciéndoles eres un mentiroso”, instruyó el Presidente a sus tropas. “Es esa gente la que debería sentirse presionada, no nosotros”. “Porque somos más, muchísimo más”. Es decir que, mientras en otros países los gobiernos difunden campañas de comunicación contra el bullying cibernético, en el Ecuador se lo instituye como política de Estado. Sigue leyendo

Correa prepara un ejército de trolls para la madre de todas las batallas

El Presidente abrió este sábado una puerta que la ley de comunicación había cerrado: la intervención del Gobierno en las redes sociales, único espacio que el aparato de propaganda no controla pese a todos sus esfuerzos. Parece que los memes que día por medio lo ponen en ridículo (o que simplemente dan testimonio del ridículo en que se pone él solito sin esfuerzo) son parte de una campaña concertada por la derecha internacional y las oscuras fuerzas del imperio para desestabilizar al régimen. Empezó por arremeter contra la página de Crudo Ecuador, a la que acusó de tergiversar la verdad y estar financiada por “un partido político” para llevar adelante “un ataque sistematizado”. Crudo Ecuador, según Correa, se sirve de tecnología de punta para la detección de contenidos en redes sociales (un software como el que usan los servicios de inteligencia, dijo) e involucra a “otros trolls” que difunden sus infamias. Y lo peor: “es parte de la restauración conservadora”, lo cual parece justificarlo todo. Sigue leyendo

30-S: se desmorona el mito (al fin)

Cuando el presidente Rafael Correa se desplaza por la ciudad, lo hace en un vehículo todoterreno que avanza a toda madre por la vía exclusiva del trolebús o por calles que han sido previamente despejadas por los patrulleros en moto que le abren camino. Lleva ocho años en esas y ya no recuerda lo que significa quedarse retenido en un trancón. Retenido: impedido de salir o de moverse. Cuando esto haya terminado y no tenga más remedio que enfrentarse a la calle como cualquier mortal, conduciendo su propio carro en medio del tránsito, le volverá a pasar. Ojalá no vaya a acusar a nadie de secuestro. Sigue leyendo

Tiruliru (homenaje a Bonil)

– 1 –

La Supercom está procesando a Bonil por dos morfemas: tin y ton. Los semiólogos de las intendencias que vigilan y controlan a los medios los encuentran culpables de “establecer una referencia extratextual” ofensiva y discriminatoria contra el legislador correísta y ex astro del futbol Agustín ‘el Tin’ Delgado, en la caricatura publicada por El Universo el 5 de agosto de 2014. Más exactamente: el morfema “ton” califica de forma peyorativa al Tin.

bonil, caricatura tin delgado

Sigue leyendo

El correísmo los prefiere mercantilistas…

En 1999 los principales periódicos ecuatorianos investigaron la crisis bancaria y señalaron a los culpables; establecieron el funcionamiento del mecanismo de créditos vinculados y desenmascararon la trama de corrupción que condujo al país al desastre financiero. Hay que decirlo para que los más jóvenes se enteren y para que los mayores refresquen la memoria, quizás atrofiada a estas alturas por los perniciosos efectos de un aparato de propaganda especialista en falsificar la historia y en inventar patrañas. Y hay que repetirlo para que se grabe en las cabezas, así que ahí va de nuevo: en 1999 los principales periódicos ecuatorianos investigaron la crisis bancaria y señalaron a los culpables; establecieron el funcionamiento del mecanismo de créditos vinculados y desenmascararon la trama de corrupción que condujo al desastre financiero. No fue fácil. Diario El Comercio publicó los resultados de su investigación en una serie de entregas especiales que sacudió al país, pero los banqueros corruptos involucrados en la crisis activaron, para detenerlo, todas sus capacidades de presión incluidas algunas de corte más bien mafioso. Hubo periodistas de la sección económica de ese diario que fueron amenazados y durante un buen tiempo necesitaron la protección de guardaespaldas. Pero ni ellos ni la dirección del diario se quebraron y lo que tenía que publicarse se publicó. Eso de que los medios privados fueron cómplices de la banca corrupta es una cerdosa mentira. La verdad es que en 1999 el país pudo conocer los entretelones de la crisis gracias al coraje de la prensa escrita. Sigue leyendo

De cómo Rafael Correa se perdió la única revolución de nuestra historia reciente

Probablemente Rafael Correa no lo sabe porque no estuvo ahí. En 1991 él acababa de regresar de Europa y Estados Unidos, tras unos años de beca universitaria, y se abría campo en el mundo profesional como burócrata del Banco Interamericano de Desarrollo, donde ocupaba alguna gerencia administrativa lejos de los movimientos sociales. Para entonces, al cabo de un proceso sorprendente que Rafael Correa se perdió por andar en el extranjero y tras el levantamiento del año anterior, la Conaie había alcanzado un nivel de organización y representatividad sin precedentes para un movimiento indígena en América Latina y se había convertido en uno de los principales actores políticos del Ecuador. Sigue leyendo